diumenge, 15 de març de 2009

¿De qué tenemos que salvarlo?

¿Te imaginas que eres un médico vocacional que trabaja desde hace años con todos los títulos y permisos necesarios y, de repente, un día te dicen que ya no estás cualificado para tu trabajo porque ha cambiado una normativa? Y no hay nada que puedas hacer.
¿Te imaginas que eres una camionero que acaba de invertir todo lo que tiene en un nuevo camión con todas las prestaciones y cumpliendo estrictamente la normativa y, de repente, un día te dicen que tu camión ya no sirve porque ha cambiado una normativa? Y no hay nada que puedas hacer.
¿Te imaginas que eres un trabajador que gana un sueldo justito y, de repente, un día te dicen que por tu seguridad tienes que trabajar con un compañero que no necesitas, que haréis el mismo trabajo y os repartiréis el mismo sueldo? Y no hay nada que puedas hacer.



Una combinación de las tres situaciones es la que afecta a Miquel y a muchos pescadores como él. Por culpa de una burocracia ciega y una indiferencia funcionarial se ve empujado a la ruina económica y al drama personal.
Miquel es pescador desde siempre. Su padre fue pescador. Su abuelo lo fue, y su bisabuelo también. La familia Roig es una familia de pescadores artesanales del Alt Empordà hasta donde la memoria llega.


Cuando el padre de Miquel se jubiló, Miquel desballestó la barca de su padre – que solamente tenía 25 años, pocos para una barca de pesca – e hizo una barca nueva, invirtiendo todo lo que tenía, para poder llevarla él solo. Es una barca relativamente pequeña, apta para un solo pescador y equipada con todos los avances tecnológicos y constructivos, pensada para poder navegar por las peligrosas aguas del litoral gallego. Pero la barca nunca se ha enfrentado con un temporal gallego. La barca faena por el golfo de Roses, al abrigo de los vientos y de la mala mar, a menos de una milla náutica de la costa (una milla son menos de dos kilómetros). El padre de Miquel, ya jubilado y pescador desde los 14, no recuerda ningún accidente remarcable en el golfo de Roses protagonizado por pescadores, a pesar de las precarias embarcaciones de aquella época. Pero la barca de Miquel no es precaria. Es una barca moderna, equipada con la última tecnología, que se construyó según todas las normativas vigentes y que ha ido añadiendo todas las cosas nuevas – y, a veces, bastante absurdas – que se le han ido pidiendo. Entre ellas, un botiquín con un montón de medicamentos, antibióticos incluidos. (¿En qué situación un pescador a menos de dos kilómetros de la costa, que llega en media hora, puede necesitar administrarse urgentemente y por decisión propia un antibiótico? Parece que piden lo mismo a un pescador que bordea la playa que a uno que se va a Terranova). Y Miquel, con todos los aparatos y utensilios “imprescindibles para su seguridad) y un montón de papeles en regla, se va a pescar mientras las embarcaciones de los turistas y los windsurfistas se pasean (sin antibióticos, ni jeringuillas, ni campanas, ni balsas, ni GPS, ni acompañante!!!) mucho más mar adentro que él. Si Miquel inscribiera esta embarcación como embarcación de recreo, podría ir a 60 millas de la costa tranquilamente. Es de sentido común pensar que un pescador tiene muchos más recursos y experiencia que una persona que lo hace como hobby con un título relativamente fácil de obtener, o sin ningún título.

Pues bien, con todos los medicamentos caducados renovados, todos los papeles en regla y todo a punto, Miquel se va a renovar la documentación para poder seguir pescando otro año. Para su sorpresa le dicen que no puede ir a pescar con su barca de 8,07 metros de eslora (y solo 6,8 metros de eslora p.p., que determina la superficie sumergida y, por lo tanto, la maniobrabilidad) porque han cambiado la normativa y ahora se necesitan dos marineros “por seguridad”. Esto se aplica primero a barcas de más de 8 metros de “eslora L” – ¡y Miquel se plantea cortar 7 cm. de la suya!


El resultado habría sido, como se ve en la imagen, una barca menos estética y no por eso más segura, pero cumpliendo entonces fielmente la normativa. Absurdo.
Después no, después resulta que en Gerona son 7,5 metros de “eslora L”. Medio metro ya no lo puede cortar, por supuesto. La normativa no es clara respecto a cómo se calcula esta misteriosa “eslora L”. Miquel investiga en todos los documentos oficiales, se entrevista con todas las autoridades competentes, hace instancias con carácter urgente... Pero la respuesta es la indiferencia y le llegan a decir que, aunque los documentos oficiales dicen que para barcas de menos de 15 metros “se podría” considerar la “eslora L” como el 80% de la eslora total (en su caso, 6,456 metros), no les da la gana.

Imaginad la desesperación de Miquel cuando solo oye frases como “esto viene de arriba”, “ya tienes razón, pero es la normativa y te ha pillado”, “no hay nada que hacer”, “despacha para dos marineros y después...”. Después ¿qué? Después ¿ve tú solo y arriésgate a una multa? No puede despachar dos marineros porque el esfuerzo pesquero que soporta una barca de estas dimensiones no da para mantener a dos personas. Lo están empujando a actuar ilegalmente, pero él no quiere. Ninguno de los afectados por esta normativa está actualmente cumpliendo la ley y si salen a pescar lo hacen en rebeldía, o sin el segundo marinero que han despachado a instancias de las autoridades.

¿Podría deshacerse de la barca y construir una nueva más pequeña? Y quien le asegura que dentro de dos años no dirán que TODAS las barcas deben llevar dos tripulantes? La situación es desesperada. Ya hace un mes que no puede trabajar: la hipoteca, los gastos de la casa, todo se acumula. Y la situación no parece tener salida. Todos los pequeños pescadores de la zona están en la misma situación: o quedarse sin trabajo o arriesgarse a una multa que los llevaría a la ruina por trabajar de forma irregular. Y la situación todavía es más grave cuando nos encontramos en medio de una crisis económica: encontrar ahora un trabajo alternativo, sin experiencia laboral previa fuera del mundo del mar, con 40 años y con miles de personas incrementando a diario las listas del paro es una misión muy difícil.
En la familia Roig es seguro que Miquel representa la última generación de pescadores. Y también es seguro que Miquel es uno de los últimos pescadores de las llamadas artes menores. La pesca tradicional tiene los días contados: desde que las grandes flotas pesqueras han conquistado el Mediterráneo, ya no se encuentra mucha pesca y por eso los beneficios son pequeños. Ahogar a los pequeños pescadores tradicionales no es la solución para el agotamiento de los recursos marinos, más bien al contrario. Pero si deben morir, al menos dejémoslos morir con dignidad y acabar su vida profesional sin más arbitrariedades. No permitamos que la indiferencia de unos funcionarios y la aplicación de normativas absurdas dejen en la ruina a todas estas familias.

Si has leído hasta aquí, por favor, deja un comentario de apoyo.

15 comentaris:

  1. Creo que soy la primera en dar muestras de apoyo... pero aqui estoy.
    Luchad por vuestro trabajo y vuestras familias.. ¿habéis pensado uniros y formar una asociacion de pescadores para luchar juntos con esta situacion? a veces alzar voces juntos sirve de más que si vas solo.

    ánimo!

    ResponElimina
  2. Por supuesto que teneis mi apoyo.
    Lo voy a publicar en mis foros ( http://nuestromercadillo.forointernet.es y http://alritmodelaaguja.forogratis.es) así como enlazaré este blog a mi propio blog.
    Un bico y ánimo!

    ResponElimina
  3. muchas gracias..si conseguimos agregar i darlo a conocer a mucha gente, estoy seguro que conseguiremos hacer justicia, es un caso tan claro, que no tiene matices...

    ResponElimina
  4. Voy a hacer referencia a tu situación en mi blog (http://neus-maemiamaemia.blogspot.com/) y con tu permiso, te enlazo
    Mucho ánimo desde Zaragoza, de verdad
    Es vergonzoso que estas situaciones se produzcan

    ResponElimina
  5. Hola Miquel,
    Espero que consigas que se haga justicia.
    Yo he puesto mi granito de arena enviándolo a todos mis contactos.
    Mucha suerte,

    Esther

    ResponElimina
  6. ES UNA VERGUENZA...INTENTAD UNIROS TODOS Y ANIMO...PERO YA SABEIS Q SI EL FUNCIONRIO DICE Q TIENE QUE SEGUIR ESA NORMA ABSURDA...LO TENEIS DIFICIL....TENDREIS Q HABLAR CON LOS MEDIOS DE COMUNICACION TODOS LOS Q PODAIS...Y QUIZA ASI OS HAGAN CASO PORQUE SOLO SI SALE EN LAS NOTICIAS LAS CHORRADAS Q PROPONEN QUIZA CONSIGAIS ALGO...

    ResponElimina
  7. Es una injusticia como tantas que a veces te cuentan. Sólo que a veces te llegan más de cerca y te das cuenta de la realidad. No lo entiendo, como me imagino que le pasa a mucha gente. Mucho ánimo Miquel, en tu lucha.

    Juan Lucena

    ResponElimina
  8. Hola, he publicado en mi blog yo también la historia. Espero que se pueda llegar a algo. He oído que hay también un grupo de Facebook, intento unirme en cuanto pueda.
    Un supersaludo

    ResponElimina
  9. Tenéis mi apoyo también, y ayudaré a divulgar esta noticia. Saludos.

    ResponElimina
  10. Hola pescador Miquel. Siento todo muchísimo, desde hace anyos me parece que la profesión de pescador tradicional está destinada a quedarse en algo del pasado... creo que por parte de las grandes multinacionales, y sus métodos de pesca que no dejan lugar a otra cosa, la burocracia y a la pesca física en si, que ya queda menos y menos. Desgraciadamente hay muchas profesiones en las que una no entiende nada y en la que trabajan gente valiente. Mi padre era camionero y el problema que comentas tu le ha pasado a él y millones de perrerías más... Esta vegetariana que no prueba el pescado te desea toda la suerte del mundo. Un saludo!

    ResponElimina
  11. Es indignante, de verdad, leo y me indigno más. Las leyes fueron creadas para regular y para favorecer al ciudadano. Sin embargo, cada día se atenta contra nosotros, bueno, contra los menos fuertes (económicamente hablando), la ley protege en cierta medida a quien entiende de ella, tiene tantas lecturas que solo un tio que se dedique a esto le saca partido ¿y los demás? nos quedamos con el culo al aire, nos acribillan a impuestos, a multas, a sanciones... y todo por querer ser legales. ¡Qué asco!
    Ánimo, de verdad y fuerza.

    ResponElimina
  12. Es vergonzoso lo que están haciendo con vosotros, y la forma en que os torean, por si no tuviese problemas de sobra el mundo de la pesca
    Un saludo, y espero que todo llegue a buen fin
    Por mi parte intentaré difundirlo todo lo que pueda
    Mayte, de Galicia

    ResponElimina
  13. Gracias de nuevo a todos y a todas. Es curioso, que en el blog catalan, en muchas ocasiones, se me desea suerte, mientras que en este se dan animos y se pide justicia. Es, cuanto menos, interesante... Tal como decia en el otro blog, me llegó un mensaje, que decia: "En la democrácia, la soberanía recae en el pueblo, que la ejerce a través de sus representantes". Todos y cada uno de vosotros, con vuestros comentarios, con vuestra unión al grupo facebook, estais ejerciendo el poder que os otorga la democracia, reclamando a nuestros representantes que actuen en consecuencia, haciendose así justicia. Estoy convencido que conseguiremos resolver el problema.
    Un abrazo...

    ResponElimina
  14. Miquel creo q para tener fuerza pq razon ya la tienes, has de ir a los MEDIOS DE COMUNICACIONS (al cuní, rac1, t5....), llamar a todos los q puedas explicar tu caso y ya verás si te empezaran a escuchar "los de arriba", cuando hay presión es cuando funcionan, animos y suerte!!

    ResponElimina
  15. Hola Miquel!!!...que te puedo decir,que como siempre el trabajador es el mas "fotut". Decirte que se lo hare saber a todo aquel que conozca y se lo comentere a mi marido que tiene un blog. www.dibujoscachondoszipot.blogspot.com Mucha suerte.Gemma.

    ResponElimina